Punto de Referencia: EL DESORDEN JURÍDICO: UN ESTADO DE CONFUSIÓN Y DESCONCIERTO. Por José Gregorio Hernández Galindo Destacado

Punto de Referencia: EL DESORDEN JURÍDICO: UN ESTADO DE CONFUSIÓN Y DESCONCIERTO. Por José Gregorio Hernández Galindo Imagen tomada de: C&P Noticias

 

Es indudable que respecto a la participación de los antiguos guerrilleros de las Farc en la política y su ya real presencia en el escenario político como candidatos a las corporaciones públicas y a la presidencia y vicepresidencia de la República, hay gran confusión en el país y en el exterior. Porque nadie entiende la razón por la cual se han hecho las cosas al revés, es decir, se ha dado paso a la política pero sin cumplir antes los requisitos expresamente pactados durante el proceso de paz: verdad, justicia, reparación a las víctimas y garantía de no repetición de las conductas criminales.

 

Y nadie entiende tampoco por qué personas ya condenadas o sindicadas de graves crímenes de lesa humanidad, sin que se les haya resuelto su situación jurídica, pueden ya aspirar a las más altas posiciones dentro de la organización estatal.

 

El Congreso ha expedido a la carrera y sin mayor estudio previo numerosas,  confusas y contradictorias normas constitucionales y legales como desarrollo del Acuerdo de Paz.  Ello,  sin debate ni verificación de coherencia, porque cualquier sentido crítico es censurado con inculpación  pública de ser enemigo de la paz. Y el Presidente de la República, por su parte, ha expedido numerosos y extensos decretos, unos en ejercicio de facultades extraordinarias y otros por fuera de ellas, sobre los mismos temas. 

 

La proliferación de normas,  sobre las cuales la Corte Constitucional se ha pronunciado parcialmente, con gran timidez y de manera confusa,  ha generado todo lo contrario de un ORDEN JURÍDICO. Si algo hay actualmente es un inmenso desorden  normativo.  310 páginas de un Acuerdo de Paz que pocos han leído,  con lenguaje ininteligible,  y numerosas normas de distinto nivel que otorgan todo,  menos seguridad jurídica.

 

Infortunadamente,  hemos pasado del Estado de Derecho al Estado de la confusión y el desconcierto.

 

En ese orden, o -dígase con claridad- en ese desorden de ideas y reglas, es natural que lo inexplicable tenga lugar, como las candidaturas de procesados o condenados por crímenes de guerra o de lesa humanidad. Algo incomprensible en cualquier proceso de paz.

 

Jose Gregorio Hernandez Galindo

Expresidente de la Corte Constitucional de Colombia y director de la publicación “Elementos de Juicio. Revista de Temas Constitucionales” y la emisora "lavozdelderecho.com".

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enlaces Recomendados

 

 

Zona Comercial

     

 

Acerca de Nosotros

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.